Un polo rebelde en pleno centro

casa tomadaFoto Casa Tomada
[symple_divider style=»solid» margin_top=»5″ margin_bottom=»5″]   NOTA REALIZADA POR GESTIÓN CULTURAL UY

[dropcap]C[/dropcap]asa Tomada, una casa donde suceden cosas. Ellos se proclaman como un “polo rebelde en pleno centro”. En ese espacio conviven tres colectivos, Proderechos, Ovejas negras y Mujeres en el horno. Esta nota cuenta su forma de organizarse, gestionar, el tipo de actividades que hacen, cuáles son sus objetivos y más

 

¿Qué es Casa Tomada?

En primer lugar, es la sede de tres organizaciones sociales: Mujeres en el Horno, Ovejas Negras y Proderechos, nuestro lugar de encuentro en el que llevamos a cabo reuniones, actividades, intercambios, todo lo que abarca el trabajo cotidiano como organizaciones. Pero además, Casa Tomada es un espacio abierto a la comunidad, en donde se realizan actividades educativas, culturales, políticas, muchas veces propuestas por personas o colectivos ajenos a las que habitan la Casa.

 

¿Cuáles son sus objetivos?

Se trata de generar un espacio de fermentación cultural y política, donde se abarcan varios planos: el cruce y fortalecimiento del trabajo de las organizaciones sociales que la integran, el alojamiento a diversas propuestas que necesiten un espacio para desarrollarse y a la vez enriquezcan el espacio, el diálogo y la participación a nivel territorial con otros actores del barrio. Lo importante es construir un espacio de referencia abierto a nivel de la ciudad, que promueva el pensamiento crítico, el debate, la formación política, y experiencias culturales el disfrute de la cultura.


¿Quiénes forman parte del colectivo?

Somos alrededor de cincuenta militantes de las tres organizaciones sociales mencionadas, un colectivo que continúa creciendo.

¿Dónde queda?
En el Barrio de las Artes, en la calle Soriano 762, esquina Ciudadela.
Estamos ubicados entre dos vecinos estupendos, como lo son La Diaria, y Pera de Goma.

¿Qué actividades tienen lugar en el espacio?

Hay de todo: talleres temáticos, charlas abiertas (las hubo sobre el aborto, drogas, seguridad), obras de teatro, de cine, danza contemporánea,  bandas musicales, fiestas. Hasta existe una huerta comunitaria en el fondo de la casa, que viene creciendo lindo gracias a la participación vecinal. A fines de setiembre recibimos a Facción, un encuentro de mediactivismo que reunió a más de cien latinoamericanos. En estos días, los viernes de noche,  tendremos un ciclo de danza y música flamenca, al que vale pena venir. Por esto y mucho más, los invitamos a darse una vuelta y de paso, conocer la casa.

 

¿Podrían mencionar 5 puntos claves del modelo de gestión de Casa Tomada?

Tenemos poco tiempo de experiencia juntos, por lo que el “modelo” de gestión se encuentra en construcción, en base al diálogo y la experimentación, adaptándose a las necesidades que van surgiendo en la marcha, pero de momento podríamos destacar:   

  ● Gestión horizontal y comunicación interna.

 ● Vinculación e involucramiento con los actores del barrio.

 ● Apertura a propuestas vinculadas al fortalecimiento de la perspectiva de derechos y a la promoción de las expresiones artísticas diversas.

 

¿Cuáles son sus pro y contras?

Los pros es que no hay un aparato rígido de gestión, lo que permite cierta libertad de acción. Las contras, las que tiene cualquier emprendimiento de índole colectiva, más si se encuentra en etapa de construcción: todo es un poco más lento pero es más lindo.

 

¿Cómo llegaron a ese modelo?

Como dijimos antes, dialogando mucho, probando, acertando y equivocándonos.

 

¿Cualquiera se puede sumar?

Si, de hecho todo el tiempo se está sumando gente a las distintas actividades que se llevan a cabo. Somos receptivos a otras propuestas que puedan tener cabida en este espacio cultural. Pueden establecer contacto con nosotros a través de nuestro Facebook/Casa Tomada, o directamente en la casa desde las 10.00 hasta las 18.00, de lunes a viernes.

 

¿Tienen alguna necesidad puntual que necesiten cubrir actualmente?

Sí, en este momento tenemos que encontrar la forma de hacer una adecuada difusión que permita al espacio crecer y una mejor inserción al barrio. Por otra parte, nuestra situación es que la casa fue cedida en teoría por dos años, quiere decir que el plazo vence en diciembre del 2016. Por lo que pronto va ser una necesidad buscar la manera de extender los plazos o bien poder acceder a otra casa.

 

¿Cómo ven el campo de la Gestión Cultural y el rol de los gestores culturales independientes en Uruguay?

En crecimiento. Es un área enorme que abarca desde lo artístico-cultural hasta experiencias más vinculadas a lo social, y debería funcionar como un catalizador que aviva procesos y experiencias sociales. Quizás, en este momento lo que le falta a la gestión cultural, por estar muy vinculado al hacer, son horizontes que marquen un ¿a dónde vamos?. Resta mucho por hacer en el terreno de lo social y de los proyectos culturales participativos.

  

¿Qué creen que se necesita para que los gestores culturales tomen una posición más activa en la comunidad?

Voluntad política de hacerlo y mucha imaginación compartida.

 

Fotos de algunas actividades:

casa tomada 2

casa tomada taller

casa tomada taller huerta

casa tomada 1


Por GCuy

 

Leave a Comment.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.