Bardo científico y su Festival de Monólogos Científicos


  Foto: 
monólogo ganador del concurso “Del Mono al Logo”
Por GCUY
Las matemáticas  y las artes tienen en común que ambas se nutren y necesitan del pensamiento abstracto. Arte y ciencia: qué lindo binomio para explorar. En esta #notaGCUY charlamos con el colectivo Bardo científico, un grupo heterogéneo de científicos de Uruguay que aman lo que hacen. Son matemáticos, biólogos, antropólogos, docentes de ciencias, químicos, de todas las edades. Son curiosos y entusiastas, entienden que este proyecto complementa sus carreras de investigación y docencia: la apropiación social de la ciencia a través de monólogos científicos. Los invitamos a leer la nota y conocer esta innovadora iniciativa.

 

¿Cuáles son las acciones y proyectos que llevan adelante?

Nuestro objetivo es la apropiación social de la ciencia, a través de monólogos científicos, una herramienta de comunicación científica novedosa que aprovecha aspectos del stand-up comedy y la narración oral para contar conceptos científicos de manera amena y entretenida, pero sin perder el rigor.
Uno de nuestros proyectos es “Feminencias, mujeres y ciencia”, un espectáculo en el que contamos historias de mujeres científicas desde la antigüedad hasta nuestros días.

¿Qué los motivó a crear el proyecto?

La motivación surgió del interés personal y grupal de cada uno en divulgar la ciencia de manera diferente, y se cristalizó luego de un taller en el que aprendimos a hacer monólogos científicos.

¿Cómo se organizan, tienen roles? ¿Alguno de ustedes cumple el rol de gestor o gestora cultural?

Tenemos reuniones administrativas y otras reuniones para ensayar y preparar los monólogos. En el grupo cada uno tiene uno o más roles, dependiendo del tiempo que le pueda dedicar y la afinidad a la tarea. En particular, contamos con el apoyo invaluable de Patricia Monroy, que nos ayuda con la gestión cultural.

¿Con qué públicos objetivos trabajan?

Por la naturaleza del monólogo (una persona hablando sola) nuestro público objetivo son adolescentes (a partir de cuarto año de secundaria) y adultos. También apuntamos a docentes e investigadores, que pueden aprovechar la dinámica del monólogo científico para su labor profesional.

¿Cuáles son los planes a futuro?

Nuestra visión es ser reconocidos como una organización referente en divulgación científica con un fuerte espíritu didáctico y divertido, a través de acciones coordinadas con otros divulgadores científicos, que permitan establecer puentes de comunicación. Ser impulsores en la generación de espacios de democratización y apropiación social del conocimiento científico.

A futuro nos imaginamos realizando más actuaciones, tanto en Montevideo, como en el interior y el exterior, y también realizando talleres de formación para docentes e investigadores.

www.festival.bardocientifico.com

Comentarios