Cinco consejos para presentar tus ideas como un profesional

IMG_2857
Foto Sr. Morante 
 Por Daniel Ríos

Es común escuchar que no hay nada más poderoso en el mundo como una idea. En parte la afirmación es cierta, sin embargo una idea por sí misma carece de gran valor si no existe alguien dispuesto a trabajar por ella. En ese punto radica la importancia de saber comunicarlas de manera tal que atraigan a todo tipo de personas entusiastas que nos impulsen hacia delante. Daniel Ríos, periodista y director de POST Media Training nos da consejos para ayudarnos a presentar ideas de la mejor manera. 

 

Comencemos con un fin en mente

Muchas presentaciones son vagas, tratan de abarcarlo todo, y no hay nada más aburrido que alguien tratando de decirlo todo. Es por eso que el planteo debe ser concreto. Una forma de hacerlo es decirle a nuestra audiencia, “para el final de presentación, ustedes habrán comprendido porque” tal o cual cosa. Colmar las expectativas de esa promesa inicial será tu gran objetivo.

 

Cambia el foco

Creemos que las presentaciones son sobre nosotros y nuestros proyectos; error. Las presentaciones son sobre nuestro auditorio. Es por eso que se necesita conocer: cuáles son sus expectativas, qué los impulsa a estar allí escuchándonos, que parte de lo que le proponemos puede darles miedo hasta hacerlos desistir de sumarse a nuestro proyecto.

 

Los trencitos son para la escuela

A la hora de apoyarse en elementos audiovisuales el famoso Power Point es el rey del salón. Se calcula que, cada día, se ofrecen unos treinta millones de presentaciones en base al software de Microsoft. Lamentablemente, nada destruye tanto una buena idea como un mal Power Point (o Keynote si perteneces al universo Apple). El mayor error que cometen los presentadores del todo el mundo es utilizar el programa como una especie de trencito y, a partir de cada diapositiva, ir tomando información y repitiendo lo que ya está escrito. En ese momento las cosas comienzan a invertirse porque en vez de utilizar el Power Point para que apoye tus palabras, estarás trabajando para el programa en sí mismo. Y lo peor, muchos comenzarán a pensar, “si me hubieran mandado este archivo no tendría que estar aquí sentado”. Es el segundo exacto en que gran parte de los que te escuchan extraerán sus celulares para ver qué ocurre en el mundo twitter.


Cuida tu vocabulario

¿Alguna vez te ha tocado un médico que te explica lo que te pasa y los efectos de la medicina que te receta y tuviste que correr a Google para traducirlo todo al español corriente? Ese sentimiento de que “no me está hablando a mí sino que está hablando para él” es lo que debemos evitar. El ejemplo del médico es útil porque en este mundo está lleno de presentadores que cargan un vocabulario muy canchero, muy “cool”, que está relacionado a sus respectivas áreas de conocimiento. Por algún motivo, cuando están frente a una audiencia, muchos se esfuerzan por sonar rebuscados y difíciles de entender. Mi consejo: es tiempo de dejar la jerga de lado y hablar para todos. Si todos conocen los códigos de nuestra profesión, entonces no habrá problema. Aquí la máxima es la siguiente: es más importante lo que se entiende que lo que se dice.

Durante una capacitación creí que explicaba claramente que había que quitar la jerga de las frases en los slides de Power Point. Para mi sorpresa, una mujer de unos cuarenta años me preguntó, “¿qué es un slide?”. ¡Punto para la señora!

 

Cuenta una historia

Una historia bien contada es la llave para abrir las emociones de las personas que nos escuchan y el 90% de las resoluciones que tomamos –por muy racionales que nos creamos- se toman desde el punto de vista emotivo. Las historias convencen, las historias hacen que los datos se recuerden hasta 20 veces más.  Una historia recupera la atención de tu auditorio y los hace guardar el celular una vez más en sus bolsillos. El punto es contarlas bien y para eso, mi propuesta es que te sumes al próximo Seminario de storytelling que estaré brindando este 9 y 16 de mayo. Es una oportunidad única de cambiar tu forma de comunicarte con el mundo. ¿O escuchaste a alguien salir de una reunión diciendo “no sabés que gran Power Point nos han dado”? ¡Nunca! Es que las historias son la clave, lo sabía Steve Jobs, lo sabía Martin Luther King, y ahora es tu turno de utilizar esa herramienta poderosa.  

Si sigues estos consejos, tus presentaciones alcanzarán el siguiente nivel.

¡Sigamos compartiendo ideas!

 

12963878_10154058180624933_9057385219962889811_n


Untitled design (9) (1)

Daniel Ríos es licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UDELAR. Trabajó para medios como Radio Sarandí, El Espectador y Canal 10. Dirige POST Media Training, la agencia de comunicación dedicada exclusivamente a presentaciones efectivas, entrenamientos de voceros y storytelling. Además, es columnista sobre public speaking para el diario El País.

Twitter @danny_rios
Facebook Daniel Ríos

 

Comentarios