Deporte, sociedad y participación comunitaria

Por Lía Pérez

Frente a la proximidad de la Copa América el deporte se apodera de las pantallas, los medios y las reuniones sociales. Es el fútbol el que nos reúne en asados, juntadas, debates y festejos.

Entonces por qué no aprovechar para invitarlos a reflexionar sobre el uso del deporte como herramienta para el desarrollo humano, como medio para construir ciudadanía, democracia y autogestión a través de dos modalidades: Deporte Social y Participación Comunitaria.

Parto de la premisa de promover una participación ciudadana activa en conjunto con el trabajo en equipo. Construir, apostar y fomentar políticas sociales para las que los destinatarios se propongan como agentes constructores del proceso de su propio desarrollo comunitario transformándose, así, en prosumidores e impulsores de su propio desarrollo sociocultural.

La UNESCO define al «deporte para todos» como “uno de los aspectos y elementos del desarrollo cultural” y establece que es un medio para ocupar los momentos de ocio, asegurar el desarrollo físico y mental colaborando, a su vez, con el cuidado de la salud y la integración social. Cuando el ocio se considera como parte integrante del desarrollo humano, se transforma en ámbito de formación. Conseguir más libertad, ser más autónomos y estar más satisfechos convierten al ocio en una herramienta para el desarrollo de “actitudes, valores, conocimientos, habilidades y recursos de ocio”.

A través del «deporte para todos» o «deporte social» se “ejercita la responsabilidad, la comunicación social y la expresión” permitiendo “asumir mejor las obligaciones profesionales y la tarea social” (Etchandy, 2011, p.36).

La participación es un elemento esencial del desarrollo humano, según destaca el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) del año 1993. Afirma que las personas desean y exigen avances permanentes orientados a una participación total y legítima.

El proceso participativo aporta al desarrollo, por parte de la comunidad, de su habilidad resolutiva y da respuesta organizada ante los retos que se les presentan. Se desarrolla la capacidad del trabajo en equipo y la noción del impacto de la comunidad en su entorno, adquiriendo cambios y mejoras tanto en la administración pública rectora como en la autogestión de sus recursos, todo ello enfocado en una mejora en la calidad de vida.

El deporte para todos es una gran herramienta para fomentar la participación ciudadana y comunitaria, colaborando en la transmisión de conocimiento, promoviendo el trabajo en equipo y la igualdad de derechos. Como gestores culturales podríamos aportar en la construcción de proyectos y acciones que busquen generar accesibilidad al deporte, que fomenten la participación y el involucramiento de las comunidades. Aportando, de este modo, en la construcción de ciudadanías activas e igualdad de posibilidades.

Sin participación comunitaria se perpetúa la concepción de los sectores marginados como incapaces de comprender y accionar frente a su realidad, a la vez que se enfatiza en la concepción de que cada individuo es responsable por su situación social, concepción propia del sistema económico en el que vivimos que nos propone como constructores y jueces de nuestros propios logros económicos. Por ello otorgar voz y participación a estos sectores marginados permite que se involucren en el debate y presentarlos como sujetos de derechos activos y capaces de autogestionarse.

El desarrollo cultural de las sociedades es un fin en sí mismo, trabajar en ello e impulsarlo significa enriquecer espiritual e históricamente a la sociedad y sus integrantes. Es el proceso que otorga sentido a nuestras vidas sociales.

“La «inversión social» no es un gasto en consumo, administrada con eficiencia «crea capital», humano, social, y esa acumulación es insustituible para un desarrollo sostenido” (Kliksberg, 2005).

Bibliografía

    • Etchandy, Alfredo. (2011) 100 años Comisión Nacional de Educación Física. Montevideo, Uruguay: Ministerio de Turismo y Deporte.
    • Kliksberg, Bernardo. (2005). Hacia una gerencia social eficiente. Algunas cuestiones claves. Revista Vinculando
    • PNUD. (1993). Informe sobre Desarrollo Humano.
  • UNESCO. (1972). Aprender a ser.

Comentarios