El fantasma de la Gestión Cooltural

FIMBici

Foto del Colectivo Foresta, Casa de Gestión Cultural
Festival FIM Bici 2014, iniciativa de los autores de este artículo
Por Foresta, Casa de Gestión Cultural

 

En busca de la legitimación de la Gestión Cultural

Los cambios en la forma de pensar y actuar de la ciudadanía significan cambios culturales importantes. Si esto sucede a través de la conversación entre los distintos actores sociales, ya sean colectivos o individuos, empresas o entes públicos que, mediante el disenso y el consenso, encuentran caminos y lugares en común, esto significa desarrollo cultural.

Fuera de los marcos de las instituciones culturales públicas, sus objetivos y cometidos políticos y estratégicos, que buscan contemplar el desarrollo artístico-cultural de la ciudadanía, existe el gestor cultural independiente. Este percibe, contempla y analiza manifestaciones culturales de una forma particular, por no estar atados a esos lineamientos estratégicos de burocracias y directivos de turno. Es por ello que creemos que la Gestión Cultural no puede quedar atada únicamente a los sectores públicos.

Un productor artístico no es un gestor cultural, aunque este realice una función en un contexto crítico o en un territorio descentralizado.

El gestor cultural independiente debe jugar un rol fundamental en el vínculo público-privado, articular entre los sectores y servir como agente trasmisor de contenidos a partir de la observación, contacto y análisis de las expresiones sociales. Este rol es vital, si pretendemos trabajar para las necesidades del sector cultural y con acciones de impacto social real.

 

En una casa de Gestión Cultural

Somos cuatro gestores culturales que, con diversos caminos recorridos, desarrollamos proyectos propios, desde su incubación hasta la realización. Habitamos el ecosistema cultural creando proyectos que piensan a la Cultura como factor de desarrollo y generador de cambio social. Buscamos innovar en las vivencias a través de proyectos que generen pensamiento crítico, con impacto a nivel individual y colectivo; pretendemos resignificar entornos, generar acciones que cambien perspectivas de lo cotidiano mediante el acceso a bienes y servicios culturales.

Insistimos en un concepto de Cultura en sentido amplio: destacamos de la definición de cultura de la UNESCO la idea de que la cultura es mucho más que artes, es los modos de vida, los derechos fundamentales al ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias, y que la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos… (Declaración de México sobre las Políticas Culturales – Conferencia mundial sobre las políticas culturales México D.F., 26 de julio – 6 de agosto de 1982).

¿Qué define a un Gestor Cultural?, ¿cuáles son los caminos para legitimar la profesión?, ¿los conceptos de Gestión y Gestor Cultural están siendo desvirtuados por su uso incorrecto?, ¿de quiénes es responsabilidad instaurar un concepto acertado?


foresta

Este artículo fue elaborado por Foresta, Casa de Gestión Cultural

Alejandro Seijas 

Bruno Antúnez

Paula Andino

Santiago Martínez  

Licenciados en Gestión Cultural, hoy emprendedores de la gestión cultural desde el sector privado.

Para contactarte con ellos: info@forestacultura.com


*Las opiniones expresadas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista de Gestión Cultural UY.

Comentarios