Fiesta de la luz: un proyecto de Solymar en crecimiento

13669174_258257594555317_6923513972710500573_n

 Por Irene Botta
Sin lugar a dudas, Gestión Cultural UY no sería lo que es sin la colaboración de todos los columnistas que aportan su visión, reflexiones y contenido valioso para construir esta máquina colaborativa de pienso sobre las formas en que generamos proyectos culturales.

En este caso le damos la bienvenida a Irene Botta, una joven estudiante de la Licenciatura del CLAEH que se animó a compartir sus intereses e inquietudes y plasmarlas en artículos para GCUY. Hoy nos cuenta de la Fiesta de la Luz, un proyecto que organiza, junto a otros, Juan Manuel Reiris, su compañero de clase de 1er año de Gestión Cultural, a quien entrevistó para conocer sobre este evento que este año llegará a su 8va edición el 3 de diciembre en el Parque Roosevelt


 Fiesta de la Luz 2015

«La fiesta de la luz» nació en una academia de música llamada La Akademia en Solymar, en un principio como parte de una muestra de fin de año de los alumnos. Tenía canto, música, bajo, guitarra y con eso se armaba un pequeño festival dentro de una casa.

La casa era de la academia,  sus alumnos se ponían con sus profesores a hacer temas y a mostrarle a los padres lo que habían practicado en el año. Eso fue creciendo en un ambiente de fiesta y música que llevó a los organizadores a considerar que para el siguiente encuentro sería necesario un espacio más grande. De este modo se pensó en la plaza local,  Jorge Lazaroff  y abrir el evento al público.

GCUY: ¿Quién organizan el festival?

Somos alrededor de 8 pero va cambiando, casi todos parte de la «La Akademia» y contamos con el apoyo de la Intendencia de Canelones, entre otras empresas e instituciones. 

GCUY: ¿Cuándo fue la primera «Fiesta de la luz»?

La primera fiesta pública fue en 2010 y ahí vimos que se generó una necesidad. Pensamos que a ese recital había que ponerle más repertorio y más bandas. Nos contactamos con los músicos que habían participado y decidimos que seis o siete bandas iban a ser de los alumnos.

GCUY: ¿Cómo seleccionaron a las bandas?

No se postulaban, nosotros las invitábamos a formar parte de un toque que nadie conocía, pero que iba a ser en Solymar y estaba bueno porque no había ningún espacio en esa zona para bandas emergentes.

Después pusimos una cantina que dio resultado y generó ingresos para la academia. Entonces, ambos proyectos se retroalimentaron. Ahí decidimos ir más allá y que sea algo fijo. Que se hiciera una vez al año.

 

14604871_315464328834643_4827992252334022566_n13731459_258287081219035_4233033982201019229_n

 

GCUY: ¿Cómo se financia el proyecto, tienen instituciones que los apoyan?

En 2011 pudimos traer a una banda chilena con el apoyo de Ibermúsica, además de las bandas locales. En 2012 nació la necesidad de hacer un concurso para no tener que invitar tantas bandas, sino que estas vengan a nosotros, y aparte porque estaba bueno generar el ambiente de concurso ya que estaba creciendo cada vez más.

Hasta ese año la hicimos en la plaza Lazaroff: concurrieron unas 2 mil personas en esa edición, una cosa enorme.

En 2013 decidimos cambiarnos de lugar por algunas cuestiones que tuvimos con los vecinos, ya era mucha la gente que venía. Ahí nos movimos dentro de la costa y con el apoyo de la Intendencia de Canelones y el Ministerio de Turismo pudimos contratar a «La Triple Nelson» como banda invitada. En esa ocasión tocaron también seis bandas y ese año fueron unas 3 mil personas.

Otra vez tuvimos que cambiar la locación por un tema de saneamiento, ya que ese espacio fue ocupado por máquinas y retro excavadoras, y entonces en 2014 la hicimos en el Parque Roosevelt a la altura de la rambla. Ahí cortamos la rambla y había que irse caminando. Ese año invitamos a los «Buenos Muchachos».

Se volvió tan grande que todo el año trabajamos para la siguiente edición; terminaba la edición del 2013 y ya te ponías a organizar la 2014, pidiendo permisos, aliados, sponsors, difusión, etc.

Al principio se trató de buscar apoyo de sponsors. Hubo una edición, en 2012 o 2013, que eran todos sponsors chicos y locales que ponían 2 mil pesos y entre todo eso lo pudimos hacer.

El proyecto creció tanto que tuvimos la necesidad de ir mejorando el sonido, las luces, infraestructura, etc. Más al tener una banda grande que te lo exige, se necesita más plata y es más difícil. Por suerte siempre contamos con el apoyo de la Intendencia.

GCUY: ¿Qué daba la Intendencia?

La bajada de luz, el escenario, permisos, etc. elementos fundamentales, de gran costo, que de otro modo nos sería muy difícil asumir desde la organización.  Además el Inju también ha colaborado con apoyo económico. 

En el 2014, bajó el número de público, creemos que por un tema de locación. Teníamos que probar cambiar el lugar pero no nos jugó a favor.

En 2015 la hicimos en el Pinar en la intersección entre Libanel y Giannattasio, casi el peaje. Cortamos Giannattasio y usamos un cantero que es ancho. También hicimos el concurso. Ese año fue mucho más grande, contratamos a otro sonidista, y ahí fueron como banda invitada los «Cuatro pesos de propina» que cerraron la noche a las 4 o 5 de la mañana. 

13707541_257982371249506_1489897456924362627_n 13658949_257984251249318_7556018530089457263_n

 

GCUY: ¿Este año dónde se realizará?

Donde se hacen las Criollas, en el Parque Roosevelt. Estará de invitada la banda «La Abuela Coca». Será el 3 de diciembre. Evento acá.

GCUY: ¿Qué género de bandas tocan?

Lo que tiene la «Fiesta de la Luz» es rock. Va variando pero nos identificamos un poco con lo que es el rock y las variedades. Lo que pasa es que en la ciudad de la costa también está el Costa Reggae y queremos también diferenciarnos.

No es competencia sino que justamente son compañeros, pero no queremos repetir la grilla para que otras bandas y géneros tengan la posibilidad de participar de ambos festivales.

Este año se postularon unas 30 bandas, con 4 jueces que evaluaron. De esas bandas quedaron pre-seleccionadas ocho para un concurso en vivo. De esas ocho, tres tocaron en la «Fiesta de la Luz».

GCUY: ¿Piensan hacer algún proyecto más aparte de la «Fiesta de la Luz»?

No, la idea es seguir mejorándolo y que siga creciendo. La idea también es que llegue a durar más de un día, para que más bandas tengan lugar porque está bueno que participen en un evento así, único en la costa. También tener un lugar fijo estaría bueno, por lo menos saber que contamos siempre con ese espacio. Nuestra idea es no tener que cobrar entrada y conseguir el presupuesto del evento vía sponsors.

GCUY: ¿Cuáles son los públicos que participan?

Es muy variado, la fiesta comienza de tarde. Hemos hecho ferias artesanales, capoeira, telas, todas propuestas que generan un ambiente más familiar. A partir de las nueve, diez de la noche, cambia el público y vienen las bandas con jóvenes entre los 15 y 30 años.



fiesta-de-la-luz-2

Web: www.fiestadelaluz.com

Fanpage en Facebook: click acá

 



Juan Manuel Reiris. Músico nacido en 1996, estudiante en la Facultad de la Cultura (CLAEH). Forma parte en la organización de la Fiesta de la Luz desde 2012 y gestor de varios proyectos/festivales en la Ciudad de la Costa. Encargado del registro fotográfico de “Movilizarte”, proyecto ganador de los FIJ del INJU.

Irene Botta. Estudiante egresada de Organización de Congresos y eventos en el ITHU y Analista en Marketing en la Universidad de la Empresa. Tiene 22 años, actualmente trabaja y estudia la Licenciatura en Gestión Cultural en CLAEH.

 

Comentarios