Gestión en Red – Experiencia: Casas del Bicentenario (Arg.)

 

Por Eleonora Pereyra

En base a la reflexión iniciada sobre la gestión en red, comparto un análisis del proyecto cultural Casas de la Historia y la Cultura del Bicentenario originado en el 2009 dentro de la gestión cultural pública argentina.

En conmemoración de los 200 años de la Revolución de Mayo, el Gobierno Nacional de aquel momento (2009), impulsó un proyecto de gestión interinstitucional para la construcción de espacios destinados a actividades culturales en 200 localidades del país llamado “Casas de la Historia y la Cultura del Bicentenario”. El proyecto comenzó a materializarse con la firma del Convenio 155/09[1] y su Protocolo Adicional, entre los organismos nacionales: Secretaría de General de la Nación, la ex- Secretaría de Cultura, el Instituto Nacional del Teatro, el Instituto Nacional del Cine y Artes audiovisuales y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

El proyecto de gestión presenta entre sus objetivos principales acciones por un país plural y de mayor inclusión social, en el que las Casas contengan y den testimonio del pasado, presente y futuro de cada comunidad.[2]

Para su ejecución, cada uno de los Organismos firmantes acuerdan realizar un aporte económico, que permitiera ejecutar y poner en funcionamiento la Casa, según figura en el manual operativo.1

El tipo de aporte económico de cada Organismo se distribuye de la siguiente manera:

  • Ministerio de Trabajo. Secretaria Empleo: Construcción, materiales, herramientas de trabajo y seguridad, mano de obra y capacitación.
  • Secretaria de Cultura: Equipamiento audiovisual; Asistencia técnica en armado, programación e implementación a largo plazo; Capacitación técnica en gestión cultural para los trabajadores.
  • Instituto Nacional del Teatro (INT): Equipamiento de luces y sonido; Asistencia técnica en la programación de actividades teatrales independientes.
  • Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA): Equipamiento audiovisual; Capacitación técnica especializada en operación.
  • Secretaria General: Cartelería y señalética.

Los encargados de realizar y ejecutar la construcción de la Casa, pueden ser organizaciones públicas o de la sociedad civil, y deben solicitarlo al Ministerio de Trabajo. Entre los requisitos técnicos de obra, se debe sumar una descripción socio cultural de la localidad donde será emplazada la Casa (aspectos históricos, infraestructura cultural de cercanía, origen del terreno y su relación con pueblos originarios, atractivos turísticos e infraestructura de acceso). Toda la información, junto al desglose financiero y presupuestario de ejecución, forman parte de los Formularios considerados por la Comisión evaluadora (integrada por representantes de los Organismos firmantes del Convenio).

Por último, para el emplazamiento se deben seleccionar terrenos estatales en localidades de diferentes provincias del país, bajo los parámetros y requisitos de construcción aprobados en el Convenio, entre los cuales figuran:

  1. Sala histórica y de exposiciones;
  2. Aula/Taller;
  3. Cine/Teatro/Auditorio (con cabina técnica para operar);
  4. Vestuarios/camarines.
  5. Depósito;
  6. Sanitarios (con acceso para personas con dificultades de desplazamiento);
  7. Bar
  8. Oficinas de informes/boletería;
  9. Oficinas de administración.

 

Para el año 2017, existían 116 Casas funcionando en casi todas las provincias del país (excepto Tierra del Fuego, Santa Cruz, Formosa y Ciudad de Buenos Aires) y un poco más de la mitad contaba con conexión de internet y/o wi-fi.[3]

 

 

Lugares destinados al desarrollo de actividades culturales, educativas y recreativas y a la exposición permanente de diversos elementos que testimonien la historia, la actualidad y los proyectos culturales de cada comunidad.”[4]

 El proyecto Casas del Bicentenario se caracteriza por tener un marco legal y plan de ejecución transversal entre Ministerios y Organismos descentralizados, con acceso a las organizaciones de sociedad civil de todo el país. Un proyecto creado bajo una concepción de gestión en red, con el aporte económico e institucional de varios organismos de alcance nacional. Un nombre que las define como espacios de pertenencia, lo suficientemente noble como para contemplar localidades de 2000 hasta 100.000 habitantes del país.

El cambio de administración nacional, implica redefinir los objetivos y funciones de las mismas. Las concepciones de cultura se ponen en juego, se reelaboran las políticas públicas y la implementación de las mismas[5]. Las Casas que mejor funcionan, según parámetros de participación de público y actividades realizadas, se seleccionan para brindar “servicios” a la comunidad, con argumentos tales como: espacios de cercanía y fácil acceso a la comunidad, necesidad de descentralización de los trámites burocráticos, brindar una gestión pública más eficiente.

Las Casas se renombran “nodos”. La influencia del paradigma tecnológico para llevar adelante proyectos de gestión, se confunde con la implementación de infraestructura técnica digital (en el mejor de los casos). Entendemos que la problemática de la gestión actual traspola la dimensión tecnológica a una aplicación utilitaria y en las formas de comunicación. Una nueva gestión que se reduce a optimizar el espacio y los recursos humanos activos en las Casas, tomando su ubicación estratégica para mejorar operativamente los trámites administrativos. Se abandona el ida y vuelta con el público, para reactivar una comunicación unidireccional en forma digital.

La conectividad dentro de los espacios es una de las debilidades de este proyecto, así como la percepción de recursos para el mantenimiento edilicio y del personal humano. Sin embargo, para decenas de localidades la Casa es el primer espacio cultural, donde las comunidades se encuentran para seguir construyendo identidad colectivamente y fortalecer su gestión en red.

 

Foto de izq. a der.: Termas de Río Hondo (Sgo.del Estero), Santo Pipo (Misiones), Puerto Tirol (Chaco)

 

 

BIBLIOGRAFÍA

  • MOYA, M. “Tecnología”: Bases teórico-conceptuales y de operación técnica para el uso de los dispositivos tecnológicos.
  • MOYA, M. (2007) “El acceso (diferencial) a las nuevas tecnologías en condiciones reales de producción y consumo cultural”. En Observatorio de Industrias Culturales, Número 5, Buenos Aires: UNTREF
  • QUINTAR, A. Calello, T. Aprea, G. comp. (2007) “Los usos de las Tics: una mirada multidimensional” Buenos Aires, Prometeo Libros y Universidad General Sarmiento.
  • KAUFMAN, Ester coord. (2007) “Políticas públicas y tecnología: líneas de acción para América Latina” Buenos Aires, La Crujía.

DOCUMENTOS

http://casahistoriacultura.trabajo.gob.ar/?id=proyectos

http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/160000-164999/161689/norma.htm

http://rompecabezasdigital.com.ar/noti/1372-lona-participo-de-la-presentacion-del-programa-ventanilla-unica

http://eldiariodemadryn.com/2016/09/mas-capacitaciones-en-buenos-aires/

http://www.gobiernolocal.gob.ar/wiki/doku.php?id=ventanilla_unica

Informe de gestión y diagnóstico, 2015. Coordinación de Casas del Bicentenario. Ministerio de Cultura de la Nación

https://www.cultura.gob.ar/institucional/organismos/direccion-nacional-de-innovacion-cultural/

BIOGRAFIA

Argentina, nacida en la Ciudad de Buenos Aires. Diplomada en Gestión Cultural del IDAES (UNSAM) y Técnica Superior en Artes del Teatro. Con una experiencia laboral en el sector cultural público nacional en tareas de gestión, producción e implementación de proyectos culturales durante 10 años. El interés por la comunicación y la convergencia digital, me alentaron a un nuevo desafío en la industria de los videojuegos y los esports para Latam.

 

CONTACTO

eleonora.s.pereyra@gmail.com

LINKEDIN Eleonora Pereyra https://www.linkedin.com/in/eleonora-pereyra-80a660123/

TW @eleo_pereyra

INSTAGRAM @eleo_o_nora

 

NOTAS AL PIE

[1] http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/160000-164999/161689/norma.htm

[2] http://casahistoriacultura.trabajo.gob.ar/?id=proyectos

[3] Informe de Gestión elaborado por Coordinación de Casas del Bicentenario, Ministerio de Cultura Nación, 2015.

[4] http://casahistoriacultura.trabajo.gob.ar/?id=proyectos

[5] https://www.cultura.gob.ar/institucional/organismos/direccion-nacional-de-innovacion-cultural/

 

Comentarios