Jodido Bushinshe: proceso de postulación del Portuñol como Patrimonio

portuñol


 
Por Enrique Da Rosa

 

En junio de 2015 la coordinación departamental de Centros MEC Rivera propone comenzar el camino hacia la patrimonialización del Portuñol como Patrimonio Inmaterial (PCI) de Uruguay.

El proceso de postulación del Portuñol tiene sus antecedentes en dos hechos concretos.  En el año 2012 UNESCO le respondía a la Dirección de Centros MEC frente a una propuesta de proyecto de producción en Portuñol, que no se trata de una lengua en situación de riesgo que necesite ser salvaguardada, pues es una lengua viva. En 2013 Centros MEC hizo el ciclo “Sarao du Dialeto” donde artistas riverenses y artiguenses recorrieron Rivera, Artigas y Cerro Largo cantando y leyendo poesía en Portuñol y en cada ciudad se les sumaban músicos y escritores locales.

Esto despertó el interés masivo por la reivindicación de esta variable lingüística como señal de identidad de una parte importante del país, que además tiene sus propias variables según se trate de la campaña o de la ciudad y a su vez varía en cada ciudad de frontera.

La demanda estaba planteada, una expresión cultural concreta debía ser puesta en valor a escala nacional, enmarcada además en una realidad muy particular como la cultura fronteriza.

El objetivo de esta pretensión de declaración patrimonial es promover acciones que fortalezcan y respalden la creación artística y contribuyan a la identidad regional.

Se trata de la primera propuesta de patrimonialización de un dialecto en nuestro país, por lo cual debíamos plantearnos el camino ceñido a las normas planteadas por la UNESCO y regidas por la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación.

El proceso propone un primer año de creación de la propuesta concretamente mediante debates públicos promovidos en ponencias académicas y presentaciones artísticas; y un segundo año de descentralización de la iniciativa hacia las demás ciudades de frontera y localidades rurales. En esta segunda etapa primará la posición de los portuñol-hablantes sobre el destino de su lengua.

La metodología llevada a cabo en 2015 (de junio a noviembre en la ciudad de Rivera), a falta de procedimientos claramente definidos a nivel nacional sobre los inventarios patrimoniales, se basó en un ciclo de ponencias de profesionales de ramas afines sobre el tema. Pero la selección de estos profesionales también cumplió en sí mismo otro objetivo: la producción teórica local. Participaron docentes de historia y literatura, antropólogos, arqueólogos, abogados, lingüistas, historiadores, maestros, que provenían de Rivera, Livramento (Brasil), Santa María (Brasil), Tacuarembó y Artigas. A ellos se sumaron, en cada noche de ponencias, escritores, músicos, pintores, actores, dramaturgos, de Rivera y de Artigas. Fue imprescindible que la manifestación artística en Portuñol estuviera presente junto a las ponencias para demostrar in situ la fortaleza creativa de la variable lingüística. La metodología además incluyó la definición de que cada una de las 8 actividades a realizarse se desarrollaría en locales diferentes demostrando con esto las posibilidades logísticas de la ciudad. Locales: Centro Universitario de Rivera, Cerp del Norte, IFSUL Binacional, Museo de Artes Visuales de Rivera, Biblioteca Departamental de Rivera, Museo del Patrimonio Regional, IFD Rivera, Liceo n° 7.

 

Al andar fueron surgiendo repercusiones.

 

La prensa nacional e internacional reaccionó cuando una nota llena de errores del diario El País decía que “Académicos” riverenses querían declarar al Portuñol PCI de la “Humanidad”. En menos de 24 horas nos llamaron de periódicos de Miami, Madrid, Rio de Janeiro, San Pablo y otros tantos solo copiaron y pegaron lo que El País publicó y la agencia EFE le vendió a los medios del mundo. Las radios de Montevideo nos llamaron a cada momento y nosotros debimos aclarar con notas a todos los medios de comunicación la intención real, declaración patrimonial en Uruguay.

Los medios de comunicación riverenses mostraron escaso interés con excepción de una sola emisora am que difundió todas las actividades incluso promoviendo el debate.

Pero la masificación de la información hizo que profesionales interesados en temas lingüísticos, temas de identidad, de sociología de las fronteras y de patrimonio nos contactaran con intención de colaborar. Y de a poco fueron apareciendo en persona. Además de los riverenses y santanenses, viajaban para participar del público personas de Acegúa, Melo, Santa María, Bagé, Tacuarembó, Artigas y Tacuarembó. Únicamente para estar presentes y debatir.

El portuñol ha sido desde 1958, con la primera investigación del lingüista uruguayo Rona, objeto de estudio de muchos. Se ha escrito mucho sobre él en universidades uruguayas, brasileñas, argentinas, paraguayas, colombianas, estadounidenses, alemanas y austríacas, entre otras. Por lo cual nuestra propuesta se metía directamente en el área de trabajo de muchos. Varios de ellos nos acercaron su apoyo y asesoramiento, otros, los menos, sus críticas.

Jodido Bushinshe* generó a su vez el correlato uruguayo a varias instancias, mucho más académicas que las nuestras, que se realizan anualmente en Brasil. Aclaramos: desde Uruguay siempre se ha participado en dichas instancias en Brasil con destacados intelectuales nacionales, pero por vez primera hubo en Uruguay un evento fuera de la capital que concitara atención regional sobre el tema. Eran los propios hablando sobre el tema y no los de afuera como siempre, los que viven en la frontera hablando de ella misma sin interpretaciones centralistas. Eso despertó el interés por un lado de la Facultad de Humanidades de la UDELAR, pero también de la UERGS, IFSUL, Unipampa, UFPEL, la Universidad de Santa María, todas ellas instaladas en la zona de frontera de Rio Grande do Sul.

 


*Jodido Bushinshe,  quiere decir en Portuñol: Terrible ruido; ciclo de conferencias que tiene como objetivo generar una masa crítica colectiva entorno a la cultura de frontera y al Portuñol lengua viva, patrimonio inmaterial.


enrique

Este artículo fue elaborado por Enrique Da Rosa

Gestor cultural, coordinador de Centros MEC de Rivera.

Se ha formado en gestión cultural de manera simultánea en el Centro Cultural de España, FLACSO, UDELAR, y por último la especialización en Gestión Patrimonial de la UNESCO. Realizó la Muestra Regional de Teatro Mucha Merde, que ya va en su cuarta edición; el Sarau du Dialeto en 2013; y ahora el proceso de postulación de Portuñol, entre otros proyectos.


*Las opiniones expresadas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista de Gestión Cultural UY.


 

Comentarios