Modelo colaborativo en el diseño uruguayo: Conocemos sobre Rizoma.UY


Por GCUY

 

¿Puede ser sustentable un proyecto colaborativo en el sector del diseño industrial? El próximo jueves 15 en el Perifoneo del Auditorio nacional del SODRE, a las 19 hs, Anatema propone reflexionar sobre la relación entre las  industrias creativas y otros modelos de producción de carácter colaborativo. 

La propiedad intelectual como forma de sustentar el trabajo creativo es uno de los pilares de las industrias creativas. Sin embargo, algunos modelos colaborativos buscan abrirse camino en el mercado proponiendo compartir de manera abierta en términos de propiedad intelectual como un valor principal.

Conocemos sobre Rizoma.UY, primera plataforma online para publicar proyectos de diseño abierto de objetos en Uruguay, que contará su experiencia en la segunda mesa de discusión de Anatema. Si aún no te inscribiste, podes hacerlo en éste link.

 


¿Cómo surgió Rizoma? ¿cuál es su filosofía?

La idea de dar forma a Rizoma surge de un grupo de docentes y egresados de la Escuela Universitaria Centro de Diseño de la Facultad de Arquitectura (UdelaR). Desde 2010 algunos docentes en este ámbito, han impulsado el desarrollo de proyectos de diseño con fines sociales y la publicación de sus resultados bajo el modelo de diseño abierto. Publicar de manera abierta en diseño significa que los insumos para trabajar sobre un objeto pueden ser usados por otros productores sin necesidad de solicitar un permiso expreso.

Estimamos que existen alrededor de 30 proyectos que han sido desarrollados bajo el modelo de diseño abierto dentro de la EUCD; éstos constituyen el principal antecedente para nosotros, sin embargo su impacto ha sido limitado por desconocimiento de sus potenciales beneficiarios y escasa difusión de estos proyectos. De esta realidad y de la experiencia del equipo en el tema surge la idea de crear una plataforma online que pueda albergar estos y otros proyectos de diseño abierto nacionales, facilitando el acceso al público en general y promoviendo esta práctica.

Los integrantes del colectivo Rizoma (5), somos diseñadores industriales uruguayos entusiastas del diseño abierto y la autoconstrucción con ganas de extender estas prácticas a toda la comunidad creativa local y a cualquier persona que pueda beneficiarse de las ideas publicadas. Trabajamos sin fines de lucro y nos interesa promover el diseño como herramienta para resolver necesidades locales colectivamente, adaptando soluciones a las particularidades de cada caso, en estrecha relación a los procesos de desarrollo y prosperidad, e independiente de la lógica del mercado. Creemos que al abrir una idea permite que esa idea se modifique, por lo tanto crezca.

 

¿Qué objetivos tiene el proyecto?

El principal objetivo de esta iniciativa es hacer público un conjunto de proyectos de diseño industrial que han sido desarrollados en base a esta filosofía (diseño abierto) pero que no han llegado a tener un impacto en nuestro medio por falta de difusión y desconocimiento de sus posibles beneficiarios. Este proyecto implica la posibilidad de que el público en general pueda acceder a productos específicos por sus propios medios.

Un segundo objetivo es el de contribuir al desarrollo de la cultura del diseño abierto en Uruguay, fomentando su práctica dentro de la comunidad del diseño, a través de esta plataforma se democratiza el acceso tanto a la producción como a la apropiación del diseño, se estimula la descentralización del diseño en el país a través del desarrollo de la cultura digital, y se promueve la producción de diseño local en el exterior.

 


Diseños abiertos en la web de Rizoma.UY

¿Qué es el diseño abierto?

El diseño abierto, o diseño de código abierto es una modalidad de trabajo en la cual propuestas de objetos innovadores se publican sin restricción de explotación. La palabra “abierto” implica justamente que estas innovaciones pueden ser utilizadas y modificadas por cualquier interesado; de esta forma se contribuye a un proceso de innovación orgánico y participativo ya que diversos actores pueden beneficiarse y/o contribuir a los proyectos en cualquier fase de su desarrollo. El hecho que los contenidos sean libres, permite que los beneficiarios puedan adaptarlo a sus propias necesidades.

En el ámbito del diseño de producto los proyectos de diseño abierto son generalmente de baja complejidad productiva, de forma que sus beneficiarios puedan construirlos por sus propios medios (autoconstrucción).

Ejemplos de proyectos de esta naturaleza son herramientas simples para producción agrícola a pequeña escala, pequeños objetos a ser construidos mediante fabricación digital (impresión 3D) o material didáctico que puede ser construido en clase.

 

¿En qué situación está el diseño abierto en Uruguay comparado a otros países de la región? 

A nivel mundial, este es un movimiento muy restringido a una comunidad pequeña, no tiene una difusión muy amplia, ha crecido a través de los FabLabs, espacios de fabricación digital que existen en casi todos los países en Latinoamérica -incluso en Uruguay hay uno; SinergiaTech y se encuentra en desarrollo otro en el PTI-, pero son espacios nuevos.

Uruguay tiene la particularidad de que se ha desarrollado bastante el diseño abierto por estar inserto en la educación formal como mencionamos al comienzo, la primera vez que se trabajó sobre esta temática fue en 2008 con el proyecto Tocomadera. Tampoco es algo común en otros países -de hecho desconocemos otro caso-, en que todos los estudiantes de una generación realicen su proyecto bajo la modalidad de diseño abierto.

De todos modos, a partir de las actividades de difusión que realizamos durante 2016, nos hemos dado cuenta con el intercambio con los actores, que la cultura de diseño local es todavía algo reticente al concepto del diseño abierto, sobre todo el sector privado y otra gran parte desconoce de qué trata. Es de esperar, sin embargo, que este aspecto se siga desarrollando en los próximos años y de esa forma la plataforma y su comunidad continúen en crecimiento. Un indicador de que los primeros pasos ya están dados es el aumento en los miembros integrados a la comunidad de Rizoma.uy, que al momento superan los 100.


 Presentación de la plataforma e intercambio sobre diseño abierto, CCE 2016

¿Cuáles son los 3 principales desafíos que tiene un proyecto como Rizoma?

El diseño abierto cuestiona el concepto tradicional de autoría, del diseñador como figura creativa individual y del diseño como actividad exclusivamente profesional, romper esta barrera es el gran desafío que tiene un proyecto de diseño abierto.

En cuanto a Rizoma en sí, al inicio esperábamos un impacto algo mayor en cuanto a la cantidad de proyectos publicados en la plataforma y el intercambio de la comunidad de miembros, observamos cierta falta de interés entre diseñadores en mostrar proyectos desarrollados anteriormente -sobre todo en su etapa de estudiante-, el miedo a la copia o a que otros se beneficien del trabajo de uno, así como el desinterés por contribuir a proyectos iniciados por otros.

El próximo desafío es integrar más usuarios o potenciales usuarios de los diseños publicados en Rizoma.uy, para que el proyecto tenga el valor social esperado y pueda subsistir. Nos gustaría además que crezca de modo multidisciplinario, que trascienda la comunidad del diseño y se sumen otros profesionales, inventores, autodidacta y técnicos. Esta experiencia nos ha dado inspiración para futuros proyectos culturales en áreas relacionadas, aunque no estrictamente restringidas al diseño industrial.

Otro gran desafío es llegar al interior del país y a otros países de la región. Por último, y es en lo que nos encontramos ahora, debemos encontrar una estrategia que permita la sustentabilidad económica del proyecto, es un desafío que lo sufren todos los proyectos abiertos, ¿cómo se sustenta el trabajo colaborativo sin fines de lucro? ¿cuál es la alternativa de trabajo, sin retribución directa, pero que vuelve económicamente de indirectamente?

 

¿Qué están pensando para que el proyecto pueda ser sustentable?

Para cumplir con los desafíos antes mencionados, debemos plantearnos una segunda etapa de Rizoma, con nuevas estrategias, para que crezca y sea sustentable, entendiendo que la primera etapa fue crear la plataforma en sí. Por más que sea un proyecto colaborativo y orgánico, necesita sí o sí tener un equipo gestor detrás, que defina estrategias y alianzas.

 

¿De qué manera es considerado el diseño desde las industrias creativas?

Dentro del concepto de industrias creativas, el diseño es uno de los principales sectores, abarca diseño de software, gráfico, moda, industrial, video-juegos, etc. Este sector es un claro ejemplo de cómo la producción creativa puede derivar en crecimiento económico.

Si bien en Uruguay, no está cuantificado a qué porcentaje del PBI corresponde, en otros países de la región que sí tienen estos valores, arroja que el diseño es uno de los sectores con mayor PBI dentro de las industrias creativas.

 

¿Podría un proyecto como Rizoma haber sido generado fuera de la UDELAR?

Sí, en general las universidades han sido un lugar de incubación de ideas, pero el movimiento del diseño abierto no está vinculado directamente a las universidades, está más relacionado a los FabLabs. Los miembros de las comunidades no tienden a ser del mundo académico, en todo caso los creadores, de hecho en nuestro caso fue así. Las universidades brindan espacios de encuentro y la posibilidad de desarrollar investigaciones que permiten derivar en este tipo de proyectos.

 



Cecilia Silva es Diseñadora Industrial perfil producto (EUCD), Diplomada en Gestión Cultural (UDELAR). Actualmente se desempeña en diversas actividades de diseño, docencia universitaria, gestión académica, producción de eventos y comunicación institucional. Integra el colectivo Rizoma; primera plataforma online para publicar proyectos de diseño abierto de objetos en Uruguay y el colectivo Equinoccio; que convoca el intercambio de experiencias y metodologías entre el arte y ciencia.

Comentarios