Modelo de gestión en Rocha: Centro Cultural MEM

13521914_10210066922937589_4104272321912013675_n 
 Por Nicolás Etchevarría García
Ya son varios los artículos y #NotasGCUY que hemos generado sobre proyectos y emprendimientos vinculados a la cultura del interior del país.

En este caso invitamos a escribir al inquieto y curioso Nicolás Echevarría García, que por su trabajo tiene que viajar y recorrer Uruguay, y que no pierde oportunidad para conocer Centros Culturales y charlar con quienes los gestionan.

Con una narrativa muy visual, Nicolás nos transporta a Rocha y nos invita a conocer – y a aprender – sobre cómo trabajan los agentes culturales en el Centro Cultural María Élida Marquizo, que también nos pasan unos #PiquesGCUY.

 

Con el profundo desconocimiento de las actividades de corte cultural que se desarrollan en todo el país, al tener el ojo enclavado en la capital, en un largo recorrido que me fue llevando a diversos rincones, fui descubriendo un mundo, maravillando los sentidos y llenándome de emociones.

Las esquinas de Dieciocho de Julio y 19 de Abril te sorprenden con una casa de fines del siglo XIX que llama la atención por su reciclaje. La puerta vidriada deja adivinar un espacio diferente, pero el cruzar el umbral y sumergirse en ese universo de la Biblioteca de estanterías integradas, sillones, el techo abovedado con ladrillos a la vista, es un abrazo al libro y el entorno. Luminosidad y armonía que viene del patio interior, que conserva el aljibe e invita a pensar en otros tiempos. Siguiendo las ideas de integración generacional, el espacio se complementa con el dedicado a la primera infancia, lúdico y acogedor.

Fachada
 Fotos: Fabián Ortega 


Dejando la Biblioteca, avanzando en una línea de tiempo, el Centro Cultural María Élida Marquizo (MEM) alberga también un lugar dedicado a navegar por los espacios, incorporando computadoras para el uso abierto de los que cruzan sus puertas. Seguir recorriendo, bajar un par de escalones hacia lo que fuera el garaje, el adoquinado del piso cambia el paisaje e invita a entrar a una sala moderna que va en consonancia perfecta con el clima expuesto desde el inicio.

A su entrada da la bienvenida una escultura de tres metros de alto tallada en madera, obra del artista Pablo Damián Christie que te corta el aliento; el desgarramiento expuesto no hace más que dejar escapar lágrimas internas por tanta perfección y transmisión de sentimiento.

A la distancia geográfica, el Prof. Néstor de la Llana, Director del MEM nos fue compartiendo el camino trazado, el cómo se va llevando adelante esta propuesta, a quienes involucra y qué nos sugiere para emprender nuestras ideas.

Centro Cultural MEM Rocha Uruguay (3)

Centro Cultural MEM Rocha Uruguay (4)
 Fotos: Fabián Ortega


GCUY:  ¿Cómo se gestiona el MEM y de dónde obtienen los recursos para las actividades?

La gestión del Centro, que fue inaugurado el 21 de noviembre de 2010, está basada en un proyecto constituido con criterios de planificación estratégica. Podemos dividir en tres grupos la plataforma de sustentación:

En primer lugar, con aportes de la Intendencia Departamental de Rocha, colaboraciones puntuales del M.E.C. y, producto de un Concurso ganado a nivel nacional para la construcción de un Espacio de Inclusión Digital (E.I.D.), de la Biblioteca Nacional y ANTEL.

En segundo lugar, con el aporte de un grupo de comerciantes e instituciones: Cine Club Rocha, Comisión Departamental de Educación, TA TA, Creditel, Ediciones Santillana, Dairyco, Javron S.A. y el Centro Universitario de la Región Este (sus programas de Extensión cultural son coordinados conjuntamente con esta Dirección).

Por último, mediante una red de instituciones sociales del medio y del departamento (por ejemplo, los demás Centros Culturales y los Centros MEC), un centenar de socios que pagan su cuota mensual y una Comisión de apoyo que organiza actividades y realiza contactos para conseguir fondos.

 

GCUY: ¿Cuáles son las actividades que desarrollan y con cuántas personas trabajan en el centro?

Las actividades del MEM se dividen en tres grandes ámbitos: La Biblioteca, Sala y Área Educativa. Cuenta con cuarenta y siete personas que la llevan adelante: dos en el equipo de dirección, un técnico audiovisual, cuatro en biblioteca, cinco dedicadas al área educativa, treinta y dos docentes y tres que se encargan del mantenimiento y servicio.

La Biblioteca “Julia Amaral Amatti” cuenta con tres espacios que son: la Sala de Literatura infantil, el Centro de Documentación y el Espacio de Inclusión Digital. Por su parte, la Sala, que cuenta con capacidad para cien personas, es utilizada para espectáculos, reuniones, talleres, cursos y conferencias de prensa. En tanto el Área Educativa que funciona de lunes a sábado de 8 a 22 hs. y a la cual concurren 700 alumnos, tiene siete aulas acondicionadas para las cuatro secciones en que se organiza la oferta artística: Música, Teatro y Cine, Dibujo y Artes Visuales y Danza.


GCUY: ¿Qué medios utilizan para comunicar sus acciones?

Para difundir las actividades se utiliza un conjunto de medios de forma organizada y sistemática, tanto para el conjunto de la agenda como para cada actividad en particular. A saber: comunicados de prensa; entrevistas en medios de comunicación; difusión en periódicos locales; publicidad callejera; carteleras; cartelera luminosa en frente del edificio; elaboración de programa impreso; blog del MEM; directorio que cuenta con más de 700 correos electrónicos; mensajes de texto; llamadas telefónicas; invitaciones a domicilio de parte del público; invitaciones formales a las Instituciones sociales y educativas; Facebook; programa radial en VIDA FM que lo conduce el Director, y se emite todos los miércoles a la hora 12:00.


GCUY: ¿Qué consejos daría a otros emprendedores culturales del interior?

Trabajar en equipo, delegar, gestionar por proyectos, pero con determinación clara de objetivos y de liderazgos. Que se agoten todas las energías en la causa: en educación y cultura nunca se deberá estar totalmente satisfecho con lo que se logra; siempre hay más para construir.  Nuestro lema es: “Hacer es nuestra forma de decir».

Es fundamental respetar la diversidad de ideas, fomentar la creatividad y no renunciar a sus principios. Respetar siempre el espíritu laico de la acción cultural pública de espacios como el nuestro.

Que vuestra cabeza y vuestro espacio esté abierto al mundo, pero que no olvide las raíces y los aspectos identitarios del país, el barrio, la comarca… la cultura como cuarto pilar del desarrollo sostenible debe ser guardiana fiel de las costumbres, tradiciones e identidad del lugar en que el Centro Cultural está inserto.


GCUY: En el Centro, ¿qué curiosidades, obras, o cosas se pueden encontrar?

Un edificio restaurado con inteligencia y buen gusto, que respeta elementos de su construcción original de 1896: el piso, la entrada de carros, el aljibe del patio colonial, los pilares de hierro, la escalera metálica, puertas y herrajes…

Su mobiliario juega armónicamente entre lo nuevo y lo viejo: junto a las computadoras y los equipos de tecnología actual lucen las máquinas Minerva de 1890 del Diario “La Palabra”, viejos tocadiscos, cámara fotográfica de 1920, etc. Llama la atención “Re – velos”, una gigantesca escultura de 3m. de alto, 850 Kg., tallada en eucalipto colorado por el artista argentino Pablo Damián Christie.

La visita guiada al local es frecuente por grupos estudiantiles, por viajeros y extranjeros.

 

Datos:
Centro Cultural María Élida Marquizo
Dirección: Dieciocho de Julio, Rocha
Teléfono: 4472 0889

 


Screenshot_2016-08-12-19-11-42-1

Nicolás Echevarría Garcia, criado entre libros, músicas y ambientes de profundas charlas, comenzó a amar la lectura recién en la adolescencia. Estudió economía, convivió en un mundo estructurado, recorrió varios caminos y aprendió a decontruirse hasta sentir cada instante de esta vida. Camina constantemente para poder perderse entre los paisajes cotidianos.

 

2 Comments

  1. Que riqueza y que buen criterio para conservarla y ponerla al servicio de la comunidad. El edificio, las actividades, la forma de sustentarlo y promocionarlo…Un muy buen ejemplo a seguir. Gracias por el aporte.

Comentarios