Proyectos 360: El desarrollo de la APP Pipiña

4a Baltazar coloca las palabras

[symple_divider style=»solid» margin_top=»5″ margin_bottom=»5″] Por Gestión Cultural UY

 

[dropcap]L[/dropcap]a tecnología viene cumpliendo un rol fundamental en el desarrollo de nuestro sector y logra que nuestras ideas, obras, productos y/o servicios tengan un mayor alcance: llegan a más personas y de esta forma nuestros proyectos crecen.

En este caso nos interesamos en conocer más sobre el Proyecto Pipiña, una propuesta de juegos y aplicaciones para niños con dificultades en la lecto escritura creado por una Maestra de Paysandú. Herminia Estefanell creó el proyecto y armó un equipo multidisciplinario para desarrollarlo buscando ayudar a niños con problemas de dislexia mediante una propuesta lúdica. Pipiña, que pretende ser una herramienta para padres y maestros, viene ganando terreno como propuesta innovadora, generando alianzas con organizaciones como la ANII y el MIEM. Hablamos con Herminia que nos contó  sobre el proyecto.


13312630_254379934919036_3249676933589383903_n

 

GCUY: ¿Por qué se te ocurrió hacer este proyecto?

Porque siempre valoré EL JUEGO como una actividad que no podía faltar en el trabajo con niños con dificultades de aprendizaje. Es algo así como el “ingrediente” fundamental para que el niño “acepte la invitación a enfrentar lo que más le cuesta”.

 

2b-Ca-Co-Cu[symple_divider style=»solid» margin_top=»5″ margin_bottom=»5″]

GCUY: ¿Cuáles son los objetivos de Pipiña?

Que la herramienta Pipiña (con formato lúdico) sea elegida por los técnicos “mediadores” en el abordaje de las dificultades específicas e inespecíficas del campo de la lecto escritura.

1 bTata Memo (2)

[symple_divider style=»solid» margin_top=»5″ margin_bottom=»5″]

 

GCUY: #Innovación ¿Cómo viviste el proceso de construir una aplicación digital? ¿Cuánto tiempo te llevó? ¿Te sentiste desafiada?


El Proyecto Pipiña es un gran desafío en sí mismo porque Uruguay es un mercado muy pequeño y hay que encontrar los caminos que permitan el mayor alcance del producto a los diferentes especialistas afines a nuestra disciplina. Y también empezar a trabajar por la internacionalización.

Elegir los desarrolladores de las apps fue fácil, porque contaba con la empresa capacitada para poder hacerlo (sirHat) y porque soy usuaria de la computadora (ahora de tablets, celular, etc) a partir del año 1992, habiendo integrado la computadora como una herramienta fundamental del espacio terapéutico.

Nos ha llevado un par de años, por compromisos laborales de cada profesión de los involucrados en el proyecto, de modo que nadie podía tener una dedicación full time. 

3b-Chanchin

[symple_divider style=»solid» margin_top=»5″ margin_bottom=»5″]

 

GCUY: ¿Quienes conformaron el equipo de trabajo?

Un dibujante, 4 diseñadores (de letras de acrílico – de diseño gráfico – de packaging – y del proceso de desarrollo industrial), el equipo de sirHat (4 personas trabajando en las apps) y quien suscribe, ideóloga de las propuestas y responsable del proyecto.

3 Chanchin

[symple_divider style=»solid» margin_top=»5″ margin_bottom=»5″]

 

GCUY: ¿Presentaste el proyecto a algún fondo de la ANII u otros? ¿Qué 3 recomendaciones le darías a emprendedores como vos a la hora de presentarse a un fondo?

Fue presentado y aprobado por la ANII, por lo tanto es cofinanciado en cierto monto. Antes de pensar en la hora de presentarse a un fondo hay que estar convencidos que para ser emprendedor hay que tener ESPÍRITU EMPRENDEDOR; el cual se caracteriza por VOCACIÓN, CONVICCIÓN Y PASIÓN por lo que se hace. De pronto, uno empieza a soñar y ese sueño debe ser bajado a la realidad. Entonces comienza a concretarse un emprendimiento. Y cuando se está en ese punto del camino, con la experiencia de que hay muchas piedras en él, que sí o sí deben ser sacadas o sorteadas, las puertas se van abriendo. Se genera como una sinergia, en la cual una y otra oportunidad va surgiendo. Lo importante es la fuerza que empuja a seguir y a dar mucho de sí, en tiempo, en trabajo y en el dinero que se pueda disponer.

 

[symple_divider style=»solid» margin_top=»5″ margin_bottom=»5″] 

pipinia-logo-

El proyecto cuenta con el apoyo de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), Ministerio de Industria Energía y Minería y Dirección Nacional de Pequeñas y Medianas Empresas (MIEM – DINAPYME), la Agencia de Desarrollo de Paysandú, el Centro de Emprendedores y Empresas (CEE);  el aval institucional de la Asociación Uruguaya de Psicopedagogía (AUPP), de Centro Moiru, de la Sociedad de Dislexia del Uruguay y de Centro de Docencia Investigación e Información del Aprendizaje (CEDIIAP)

Web: www.pipinia.com.uy

Herminia Estefanell es Maestra Licenciada en Psicopedagogía, trabajó en distintas instituciones, organizaciones y escuelas. En 1997 junto a cuatro especialistas funda el Centro Lihué (hoy denominado Centro Moiru) en Paysandú, con el objetivo de trabajar de forma interdisciplinaria en este tipo de abordajes. La oportunidad de investigar, registrar, estudiar, observar, indagar, es el sustento fundamental de este emprendimiento, para entender y sensibilizarse frente a las dificultades de los niños.

Leave a Comment.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.