Fondos Concursables 2017: crónica de una marcha atrás


Por Luis Pereira Severo

 

Se ha divulgado la semana pasada una nueva convocatoria a los Fondos Concursables (FCC) para la cultura del MEC. Como sabemos, es uno de los programas centrales de la administración, fundamentado en su momento por el Profesor Luis Mardones – entonces director de cultura -en términos por demás transparentes: “Si no hay fondo concursable –es casi la construcción de una antítesis- hay limosna discrecional, limosna arbitraria y un país no puede tener política cultural con limosna arbitraria”.

Los fondos tienen como objetivo principal, según se indica en la página web del ministerio, “democratizar la cultura, así como el acceso -en igualdad de oportunidades- a los bienes culturales, estimulando la desconcentración y descentralización de las actividades culturales”. A la vez se procura “la desconcentración geográfica de la oferta de actividades culturales y la atención de aquellas áreas de la cultura que no financian otros fondos y que necesitan respaldo de fondos públicos para su existencia.” Continuar leyendo