No me toqués la carita

No me toqués la carita

 

Danilo Urbanavicius

El sector cultural está muy convulsionado por estas horas. No porque en pocos días se presente el proyecto de ley de cultura que incluye la creación de un ministerio específico, tal como lo había anunciado el presidente Tabaré Vázquez.

Tampoco por el trabajo que viene desarrollando de forma sistemática desde hace un buen tiempo el sector de la danza y que finalizará con la creación de un Plan Nacional de Danza. Nada de eso.

La convulsión radica en la suspensión de los derechos como socio, por parte de la Sociedad Uruguaya de Actores (SUA), a uno de sus integrantes por el término de seis meses, quien además le solicita a sus afiliados tener en cuenta esta situación a la hora de comenzar nuevos trabajos en el plazo estipulado, que incluyan a este actor, además de que le sea comunicado en caso de que así suceda.

No conozco personalmente a Franklin Rodríguez, por lo cual estas líneas no intentan ensayar una defensa hacia él. Tampoco convertirlo en víctima y colaborar en su cometido de vender más entradas en su próximo espectáculo, como afirman los entendidos en la materia a través de las siempre candentes “redes morales”.

Coincido con algunas cosas que dijo en la nota del Semanario Voces, la que le costó que se lo declarara persona no grata, y discrepo en muchas más a tal punto que me hace pensar que tenemos pocas cosas en común. Excepto el barrio en el que ambos nacimos y la condición de trabajadores de la cultura. Esta última basta para manifestarle mi solidaridad a él y a cualquier trabajador que se le impida, de forma directa o indirecta, ejercer su derecho a trabajar.

Pero lo importante acá no es ni lo que piense yo, ni lo que tenga en común o no con él. Ese no es el cometido. Lo importante de lo sucedido con Rodríguez, es que hizo que la cultura esté en la agenda pública y eso es muy bueno, aunque no de la manera que muchos quisiéramos.

Es que Franklin de alguna manera, como se decía en mi barrio, “ le tocó la carita” a parte de quienes integran nuestro ecosistema cultural. Solo a una parte. No violó ninguna norma ética ni moral, ni nada que se le parezca. Dijo lo que muchos piensan y lo que pocos se atreven a decir. Con razón o sin ella pero lo dijo.

El teatro nacional no es solo Socio Espectacular. Tampoco lo son los repetidos elencos que nos representan fuera de fronteras y que bien merecido lo tienen. Es también el otro sector del teatro que vive y convive fuera de toda estructura preestablecida porque el sistema tributario, el de recaudación, el de los permisos interminables, el de la burocracia y el los porcentajes altísimos que exprimen los borderaux, de cierta forma los rechaza. Es también el del interior del país.

Esta situación que polariza todo aún más, no puede ser otra cosa que una oportunidad para discutir la situación del teatro uruguayo, de la danza, de las políticas culturales, de nuestra institucionalidad.

En el sector cultural nos debemos varias horas de conversación, de una larga y franca conversación que rescate los principios más esenciales de la dialéctica hegeliana. Donde el disenso sea visto como una oportunidad y no como un problema.

Nos debemos una discusión de un poco más de 140 caracteres y más profunda que un simple “me gusta” o “no me gusta”. Nos debemos una gran discusión, no desde el “yo para mi” y el “yo pienso de que”. Necesitamos argumentar con fundamentos y con sustento teórico, cultural y político.

Nos estamos privando de hablar sobre nuestra institucionalidad cultural. Ni más ni menos. Es un ministerio de cultura el que necesitamos, o es una secretaría? Y Si fuera un ministerio, cómo sería? Quién va a diseñar su estructura e institucionalidad?

Los temas culturales deben estar en la agenda pública por la importancia y la relevancia que estos tienen, de forma crítica y con argumentos. No los dejemos librados a la mezquindad de políticos y periodistas que poco hablan a diario de asuntos culturales importantes  y que solo se interesan cuando el show mediático aparece.

A días del Fest Contrapedal 2018 en Montevideo


GCUY

Este miércoles 18 comienzan las actividades del tan esperado Fest Contrapedal 2018. Durante cinco días la ciudad de Montevideo será un escenario que dialogue con las vanguardias, el arte, la gestión cultural, el emprendedurismo y la tecnología. Decenas de artistas y profesionales en gestión cultural de Latinoamérica serán parte de la extensa y ambiciosa grilla  que el equipo de Contrapedal generó para esta edición. Los invitamos a participar de esta imperdible oportunidad de aprender, disfrutar y conocer colegas internacionales y locales.

Desde Gestión  Cultural UY estaremos participando el viernes 20 a las 14hs en Espacio Serratosa (1er piso) con un taller de Design Thinking aplicado a resolver problemas del ecosistema musical.  Proponemos en una sesión intensiva de dos horas  crear un proyecto a medida para cada participante, probarlo y ver qué tal funciona. Para lograrlo hay que escuchar y estar alertas mientras seguimos una serie de pasos. Vamos a empatizar, definir, idear, prototipar y testear Continuar leyendo

Encuentro sobre gestión cultural y música en Ciudad de México


GCUY

Hoy tenemos el placer de contarles sobre el primer encuentro sobre gestión y música que se realizará en Ciudad de México en 2018. Desde Gestión Cultural UY estaremos colaborando con el proyecto.  En esta #notaGCUY charlamos con el colega Ángel Armenta López director de SONOGRAMA, sobre los objetivos del encuentro, la convocatoria a presentar ponencias,  piques y cómo participar del proyecto.

Continuar leyendo

Paul Bourne y sus “piques” para trabajar mejor desde las Industrias Creativas


Por Mariana Ripoll

 

En el marco del décimo encuentro anual MVD Valley, a iniciativa de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), en conjunto con el BID FOMIN, la Embajada Británica en Uruguay y con el apoyo de Fundación da Vinci, se llevó a cabo un encuentro con Paul Bourne quien estuvo visitando nuestro país.

El director teatral, productor, docente en emprendimientos y consultor en artes, capacitación empresarial y gestión de proyectos compartió un par de horas de su valioso tiempo con un reducido grupo de personas representantes de diversos emprendimientos e instituciones vinculadas a las industrias creativas y la gestión cultural en Uruguay, entre los cuales tuvimos la suerte de estar.

Les compartimos algunos “#PiquesPaulBourne” que tomamos prestados y transformamos en #PiquesGCUY.

 

Continuar leyendo

Creatividad, investigación y prejuicios: las claves de la tercera Merienda de GCUY

Por Matías Castro
Fotos de Maria Fernández Russomagno: Más de 160 personas en la 3a edición de la #MeriendaGCuy

 

Investigar y asociarse, entre México y Uruguay

Desde los dinosaurios hasta la concientización sobre el autismo, pasando por las cervezas artesanales. Ese fue el trayecto recorrido por los tres invitados a la tercera edición de la Merienda de Gestión Cultural UY, este miércoles en el Centro Cultural de España. Los oradores fueron el mexicano Rodrigo Aroca (de la agencia creativa Ágora Content, la primera específicamente transmedia en su país), Eva Correa (de la novel empresa de videojuegos Gecko Gecko Games) y Mariano Mazzola (fundador de Birra Bizarra y el refresco Jariola).

Con experiencias, perfiles y edades distintas, los tres dieron con su punto de encuentro en que forman parte de las llamadas industrias creativas. Cada uno a su forma, apelaron a la investigación y a la asociación para sacar sus proyectos adelante.

Continuar leyendo

Docente de Stanford llega a Montevideo para trabajar sobre las Industrias Creativas


Por GCUY

En los últimos años el sector público incrementó la inversión en el desarrollo y la investigación de las Industrias Creativas (IC) en Uruguay. La Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) desde el año pasado realiza estudios de prospectiva para pensar el futuro de las IC en el Uruguay. El objetivo es estudiar el desarrollo cultural y la transformación productiva que dará insumos para la elaboración de la “Estrategia Nacional de Desarrollo, Uy 2050″. La Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) estimula a los gestores culturales y artistas a emprender en este terreno con su “Programa de innovación para las Industrias Creativas“.

Generalmente al sector de la cultura no le gusta hablar de industria, entendiendo que son dos conceptos incompatibles y que el Estado es quien debe actuar, financiar, subsidiar. Es verdad que no todos los bienes y servicios culturales tienen oportunidad de desarrollarse como industria en el mercado. De todos modos es bueno hacer el ejercicio de comprender de que se trata la “economía creativa“, aunque sea como insumo para defender una postura opuesta a las políticas públicas nombradas anteriormente (OPP y ANII).

En esta #notaGCUY les contamos sobre una oportunidad para seguir comprendiendo y formándonos en estos terrenos. El jueves 9 de noviembre a las 18hs en el INAE, Jay Leboeuf, profesor de Tecnología Musical y Negocios Musicales de la Universidad de Stanford, estará brindando una conferencia abierta y sin costo, sobre cómo las principales compañías de tecnología de música y medios crean sus productos.  Continuar leyendo