Un paso atrás y dos pasos hacia adelante (Sobre lo que pasó en la Balzo y dónde poner el foco)

7
 Por Federico Quintana Domínguez 

 

Ya es Agosto de 2016. Rige en lugar de la resolución 223, la resolución 499/16, tomada por el mismo Consejo Directivo del SODRE, donde se mantuvieron los acuerdos y tarifas de utilización de la Sala Hugo Balzo, en virtud de un fuerte reclamo de artistas y productores independientes movilizados, que desde diversas artes, espacios, medios, y herramientas, hicieron escuchar su voz para defender lo que ha sido una conquista histórica: la recuperación del Auditorio Nacional como teatro público no elitista, capaz de albergar propuestas de diversas disciplinas artísticas con un común denominador: la calidad de sus espectáculos, y la capacidad de gestión que permitió que diversas propuestas convivieran dentro de una misma casa, sueño anhelado por muchos que pocas veces se ha nombrado.

 

Esta nueva resolución dice asimismo que para futuros cambios, el SODRE consultará a los involucrados (artistas y productores independientes) a la hora de promover modificaciones en las políticas de acceso para producir en la sala.

Con lo sucedido en la Balzo se sienta un precedente esperanzador, una base, un fundamento para canalizar lo que a todas luces aparece como el principal desafío realizable para toda la comunidad de artistas y pequeños productores que necesitan salas para expresarse: Tenemos que poner el foco en la infraestructura. 

El arte y la ciudadanía necesitan salas bien equipadas por el Estado en tanto son bienes públicos. Una resolución respecto a precios de utilización de una sala pública por parte de artistas no es una resolución que se toma todos los días. Haber podido generar un movimiento capaz de opinar con influencia sobre el precio de utilización de una sala pública, mantener las condiciones acordadas y tener la palabra para decidir en el futuro, es una demostración de capacidad de movilización, visibilidad, fuerza y destreza política de parte de una comunidad artística responsable y ubicada dentro de su contexto. Es una oportunidad muy importante que se abre.

Así como la existencia de carreteras, terminales, puertos y aeropuertos son fundamentales para el desarrollo de la industria clásica, los teatros son vitales para el desarrollo de las artes y la cultura. Es importante que sean accesibles desde el punto de vista de la producción, teniendo en cuenta la condición humilde de artistas y productores independientes que trabajan en la danza, el teatro, el circo y la música, entre otras disciplinas.

 

Auditorio_SalaHugoBalzo
 Mapa de la Sala Hugo Balzo, Fuente Auditorio Sodre 

 

Para un artista o productor montevideano resulta obvio que un teatro debe tener personal técnico, como mínimo para un día completo de montaje, debe tener personal de boletería y atención al público, además de un programador. Lo que puede estar en duda hoy en día, es el precio de acceso. Pues bien, ésta no es la realidad en el interior del país, porque ni los recursos humanos y técnicos ni los precios de acceso son una política en la mayoría de los teatros del interior. Entonces debemos formularnos las preguntas: ¿Cuál es el desafío? ¿Dónde está el paradigma?

El desafío es poder instalar una lógica del TODOS dentro del sistema público de salas. La idea es que todo artista y productor independiente pueda proponer a un programador tanto en Montevideo como en el interior, la realización de un espectáculo, sin tener que apelar a financiar la sala con dinero que obviamente el artista y productor independiente no tiene, o sin tener que apelar a depender de un favor político para que la sala tenga los recursos y el equipamiento indispensable que una sala debe tener para presentar un espectáculo, incluso dentro de Montevideo.

La lógica del TODOS en la utilización de salas es una política que le puede hacer mucho bien a la comunidad, para poder avanzar un pasito más hacia la independencia del dios dinero. Y que en todo caso, el dinero para el artista y productor independiente, venga de la mano del público que confíe, crea en, y otorgue valor a la propuesta que se ofrece.

 

¿De qué sirven los cachés, los viáticos y los fondos concursables estatales, si no hay salas accesibles donde el arte pueda mostrarse y vender entradas para sustentarse?

¿Por qué vamos a dejar que el Estado le ponga techo a nuestros sueños, si hay público dispuesto a pagar por nuestro trabajo?

 

Los que los artistas y productores necesitamos de las salas: 

 nos abran sus puertas con al menos 24 horas de tiempo para realizar el montaje

 cuenten con personal técnico de escenario y de atención al público altamente calificado

 tengan un precio de arrendamiento accesible y simbólico para quienes proponen el contenido

 no nos cobren por cada paso que damos, pues el arte y la cultura del pequeño espectáculo tienen para ofrecerle a la sociedad algo mucho más importante que impuestos, tasas y alquileres, que es el valor de construir identidad, el valor de compartir espacio público, el valor del entusiasmo, de hacer que la gente salga y la ciudadanía se haga de las calles, los teatros y las plazas.

 

Es evidente que la posibilidad de que existan salas públicas bien financiadas por el Estado, accesibles para los artistas, con buen equipamiento y con recursos humanos y técnicos sólidos, es el desafío número 1 del siglo XXI, por la ciudadanía, en la construcción de políticas públicas de promoción de arte y espectáculos.

¿Vamos a promoverlo?

Recordamos lo que sucedió en éste link.

 


fedehablando

Federico Quintana Domínguez (28) es el Productor General de Spagat Gestión Cultural. Emprendedor uruguayo dedicado a realizar hechos artísticos, conectando a cada artista con su público y a cada público con su artista. Es Técnico en Gestión Cultural egresado del CLAEH. Spagat Gestión Cultural es una agencia de servicios de producción y management para el desarrollo de espectáculos de danza. Está ubicada en Montevideo, Uruguay.

 

2 Comments

  1. OTRA FORMA DE EXPLICAR EL MESENAZGO QUE TANTO SE HA NEGADO ..BIENVENIDA SEA LA SALA PARA EL DESARROLLO PERSONAL DE ACTORES Y GOCE DEL PUBLICO¡¡

Comentarios